¿POR QUÉ HUELE TAN MAL EN LA PROVINCIA…?

“Sevilla tiene un olor especial”. Así definía irónicamente un usuario de Twitter el mal olor que inunda algunas partes de Sevilla en las últimas horas. Las redes sociales acaparaban en las últimas horas todo tipo de comentarios sobre los pestilentes olores que se notan en las calles de la ciudad y su provincia. Muchos preguntan al Ayuntamiento el porqué de esta situación.

Desde la pasada noche del lunes, un fuerte olor ha despertado la curiosidad, y tapado las narices, de los sevillanos que viven en la capital hispalense y en el Aljarafe. Este mal olor en Sevilla sigue activo este martes y su origen no es ningún problema del sistema de alcantarillado, ni dejadez de Lipasam y tampoco un complot contra aquellos que regresan a la rutina después de las vacaciones.

Con motivo de este desgradable olor, el servicio de Emergencias 112 ha recibido varios avisos en Sevilla capital. Según fuentes municipales, proviene del abono con estiércol de los cultivos del entorno de la ciudad, que suele realizarse durante esta época del año. Esto unido a la dirección del aire provoca que esta fetidez se propague por casi todos los rincones de la capital hispalense.

Esto se debe a que la mayor parte de los campos que están siendo abonados por estiércol se encuentran ubicados en la zona de La Rinconada, La Algaba y Valdezorras.

El Consistorio de la capital, a través también de redes sociales, ha respondido a las preguntas que se hacen los ciudadanos: “Se debe a los tratamientos de abono que se aplican cada año por estas fechas en los cultivos del entorno de Sevilla”. Con ese escueto pero clarificador mensaje han justificado el hedor.

Este tipo de olores se repiten cada año y no existe ninguna regulación al respecto. La mezcla del agua de riego, el viento y el abono crea una combinación explosiva para nuestro sentido del olfato y poco se puede hacer al respecto. Sólo queda esperar a que cambie el viento o que el abono se asiente y amaine su rastro.

El estiércol orgánico está considerado por los expertos agrícolas como el mejor abono y el más utilizado para reponer la fertilidad natural de los suelos. Este producto está formado por excrementos y orina de animales de ganadería, de ahí que su aroma no sea el más agradable para el olfato humano.

 

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Acepto No acepto Centro de privacidad Configuracion de Privacidad + sobre las cookies