D-Radio D-Magazine

¿QUE PIEL HABITAS…? ¿SABÍAS QUE REFLEJA TU SALUD FÍSICA Y MENTAL?

 

De todos los órganos del cuerpo, la piel es el más versátil de todos. Es el único órgano que está directa y constantemente abierto al exterior. La piel protege de agentes externos, del calor y el frío, del aire y los elementos, de las bacterias, es impermeable, se repara y lubrica a sí misma, incluso elimina algunos residuos del cuerpo, aunque como te comentaremos a continuación, ponerla en manos de profesionales evitará futuras complicaciones, amén de mostrarla como tu mejor tarjeta de presentación.

 

 

 

Como sus parientes el pelo y las uñas, refleja tanto la salud física como la mental. La piel puede avisar de enfermedades internas con cambios en su color o textura, con aparición de granos o de manchas. Proporciona el sentido del tacto, puede ser áspera o delicada, suave o arrugada, según dicten las necesidades o la edad.

Puede erizarse, salirle ampollas, producir sensación de hormigueo, picar, doler, sudar, estirarse, encogerse, sangrar y sonrojarse. La piel contribuye a la producción de vitamina D, vital para la salud de huesos y articulaciones. Controla la temperatura del cuerpo. Puede mostrar las emociones, es fuente de atracción social y sexual y denota el origen racial. “La piel de un adulto medio cubre casi dos metros cuadrados y pesa más de dos kilos y medio”

 

 

¿Por qué varía el color de la piel?

La cantidad y la distribución del pigmento oscuro (melanina) determina el color de la piel, y sus variaciones reflejan la adaptación del cuerpo a diferentes entornos.

La piel negra, por ejemplo, ayuda a proteger de las quemaduras solares. Los escandinavos tienen la piel pálida para evitar las deficiencias de vitamina D en un entorno en el que la luz solar es reducida. Los albinos carecen del gen que produce la melanina. Aunque la piel tiene una increíble capacidad para mantenerse, resistir el sol, el viento, el agua y muchos tipos de malas prácticas como los tatuajes o la higiene excesiva, es presa de muchos desarreglos, infecciones y enfermedades. Seis centímetros cuadrados pueden albergar hasta seis millones de bacterias. Los problemas emocionales también pueden provocar problemas en la piel.

 

 

Cuida tu piel

La piel es tan maravillosamente autosuficiente que podemos llegar a pensar que la tenemos garantizada para siempre o que podemos abusar de ella sin problemas. Pero merece y requiere de cuidados adecuados, principalmente a medida que nos hacemos mayores.

La piel debe mantenerse limpia, pero lavarla excesivamente con jabón la secará, privándola de su lubricante natural: el sebo. El jabón también puede causar reacciones alérgicas. Si eso sucede, debemos elegir algún producto marcado como “hipoalergénico”. Los productos hidratantes ayudan a lubricar la piel con una película de emulsión de aceite y agua, y no son absorbidos más allá de la capa más externa de la piel.

En Dos Hermanas podemos recomendarte uno de los centros referencia en tratamientos de medicina estética y servicios estéticos: Estética Isabel, en calle Antonia Díaz 18 (Citas 954 721 442). Son profesionales altamente cualificados con más de treinta años en el sector, que te recomendarán el mejor tratamiento a tu piel, con -por ejemplo- ‘La cápsula del tiempo’ que propone recuperar en sólo 60 minutos el rostro de hace años. Además también puedes realizarte o regalar para estas navidades a tu pareja, amiga/o y familiar un tratamiento de ácido hialurónico, de vitaminas, presoterapia, electroestimulación o lifting sin cirugía ni rellenos… 

 

Habitarás tu piel durante toda la vida, así que cuídala para que encierre con ella una buena salud física y mental.

 

Compartir en:Share on FacebookTweet about this on Twitter
Categorías