DENUNCIAN A 4 PROFESORAS DE UN COLEGIO DE DOS HERMANAS POR BURLARSE DE UNA NIÑA CON AUTISMO

Según ha adelantado Diario de Sevilla y se recoge en la querella que han presentado los padres ante un juzgado de la localidad, la niña, que tiene siete años, padece un un Trastorno Generalizado del Desarrollo con Trastorno del Espectro Autista (TEA), Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) y epilepsia, y acudía al Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Cervantes de Dos Hermanas, en un aula específica para niños con problemas similares al suyo.

 

Dos crisis epilépticas seguidas

Los padres apreciaron que sufrió dos crisis epilépticas en poco tiempo “y desarrolló conductas autolesivas desconocidas hasta la fecha con importantes y habituales mordeduras en las manos”, conducta que iba en aumento cuando iba al colegio, y dejaba de evidenciarse cuando llegaba el fin de semana.

A pesar de que las profesoras les dijeron a los padres que no habían notado nada extraño en la menor, el pasado 22 de abril los padres llevaron a la niña a clase con una grabadora en la mochila, y en sus seis horas de grabación, según la denuncia, se escuchan gritos de las docentes con frases como “esta niña tiene el cerebro cascado”, “yo también sé dar golpes”, “ya se ha trastocado”, “lávate las manos, cochina, que te estoy viendo jugar con los mocos” o “en el manicomio de Miraflores había este perfil en adultos”.

En otro momento de la grabación, la comparaban con el violador de las Ramblas de Barcelona, e insinúan que personas que padecen el mismo trastorno van a la cárcel cuando son adultos.

La querella cita que todo se producía en presencia de los alumnos, “e incluso mientras comparan a la niña con el violador de las Ramblas de Barcelona, se mofan de ella, critican a su madre en su presencia y se dedican a enseñarse fotos de las vacaciones mientras tanto, ella como el resto de sus compañeros puede apreciarse que están absolutamente desatendidos”.

Un informe abierto

La delegación territorial de Educación de la Junta de Andalucía ha informado de que está elaborando un informe sobre este caso, indicando que se conocen algunos detalles, y que lo investigan los servicios de inspección educativa de la delegación territorial. “Se está elaborando en estos momentos un informe que no está concluido”, a la vez que se ha recordado que se trata de un asunto “delicado” por la naturaleza de menor de una de las personas implicadas.

¿Qué es el TEA?

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo que ya se manifiesta durante los tres primeros años de vida y que perdurará a lo largo de todo el ciclo vital.
Los síntomas fundamentales del autismo son dos:
• Deficiencias persistentes en la comunicación y en la interacción social.
• Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades.

Niño con autismo jugando con una pompa de jabón.
l trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo que ya se manifiesta durante los tres primeros años de vida y que perdurará a lo largo de todo el ciclo vital.

Los indicios que pueden ser indicativos del TEA en los niños son:
• En el parvulario y en la escuela, hay falta de interés por los otros niños.
• No comparten intereses (no acostumbran a señalar con el dedo aquello que les llama la atención para compartirlo con los demás).
• Ausencia de juego simbólico (dar de comer a muñecas, hacer cocinitas, jugar a coches como si fueran de verdad, etc.).
• Se establece poco contacto visual y no observan la expresión de la cara del interlocutor cuando juntos están viendo alguna cosa inusual. No acostumbran a realizar la sonrisa social.
• Su lenguaje, si existe, es literal (no entienden las bromas, los chistes, los dobles sentidos ni las metáforas).
• Evitan el contacto físico o les gusta más bien poco. Acostumbran a tener hipersensibilidad táctil, olfativa, gustativa y auditiva. Frecuentemente existe poca sensibilidad al dolor.
• Reaccionan poco ante la voz de sus padres, lo que puede hacer sospechar de un déficit auditivo.
• Presentan intereses inusuales. Además, son repetitivos y no compartidos.
• Pueden mostrar comportamientos extraños, repetitivos y auto estimulantes como el balanceo, el movimiento de aleteo de manos o caminar de puntillas entre otros.
• Los que presentan más nivel intelectual, notan que son diferentes y no entienden qué les pasa. Son la pieza del puzle que no sabe acoplarse ni encajar en el tablero social.

 

 

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Acepto No acepto Centro de privacidad Configuracion de Privacidad + sobre las cookies