PRISIÓN PARA UN VECINO DE LOS MONTECILLOS QUE HUYÓ DE LA POLICÍA A 150 KM/HORA EN VÍA PÚBLICA

El juez de Guardia de Dos Hermanas ha decretado este fin de semana el ingreso en prisión de uno de los integrantes del clan de narcotraficantes detenido en esta localidad el pasado viernes. El arrestado trató de huir a toda velocidad por las calles del municipio, y llegó a poner el coche a 150 kilómetros por hora en algunos instantes de la persecución que mantuvo con la Policía Nacional.

Durante la fuga estuvo a punto de provocar varios accidentes y de atropellar a los viandantes. También embistió con su coche a los agentes de la Policía Nacional que lo perseguían. Cuando vio al patrullero cruzado, aceleró y estuvo a punto de atropellar a otro funcionario. Luego, una vez frustrado el intento de huida, quiso atacar a los policías con una katana.

Fruto de esta intervención resultaron heridos cuatro policías nacionales, a los que está asistiendo jurídicamente el abogado David Pareja, del sindicato Jupol, entidad que se creó a partir de la organización Jusapol para la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En total fueron arrestadas seis personas durante la operación. Pertenecen a un clan de narcotraficantes que se dirigía presumiblemente a cerrar una operación cuando fueron identificados por la Policía. Los hechos ocurrieron la noche del viernes en la barriada de Los Montecillos. La persecución discurrió en todo momento por vía urbana, donde el límite de velocidad es de 50 kilómetros por hora.

Tres de los arrestados son hermanos. Uno de ellos, el que ha ido a prisión, conducía el vehículo que protagonizó la persecución. El copiloto del coche y una hermana de ambos, que arañó a un agente y le lesionó el labio, fueron detenidos en el mismo momento. Horas después fueron arrestados otros tres miembros del clan que se enfrentaron a los policías durante la detención de sus familiares. Estos cinco detenidos han quedado en libertad con cargos.

El conductor del coche declaró ante el juez que huyó de la Policía porque estaba “estresado” con su ex pareja, algo que el magistrado considera “poco creíble”, según han informado fuentes del caso. Además, el conductor admitió que circuló por encima de los 100 kilómetros por hora, velocidad que la Policía eleva a 150. También alegó que no frenó porque el coche no tenía frenos, algo inverosímil porque cuando llegó a las inmediaciones de su vivienda se detuvo sin ningún problema.

“La huida, la gran resistencia a ser detenido y su intento denodado de entrar en su domicilio por encima de cualquier cosa, lleva a las sospechas que no han podido ser acreditadas de que el verdadero motivo de la huida fue la ocultación del contenido de la riñonera o mochila que llevaba su hermano”, añade el juez en el auto de prisión.

El magistrado considera que existe un claro riesgo de fuga, dado que el sospechoso no tiene forma de vida conocida, carece de trabajo y su círculo familiar, “lejos de representar un arraigo que permita pensar que estará localizable y a disposición de la Justicia, favorece y participa” una posible ocultación.

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Acepto No acepto Centro de privacidad Configuracion de Privacidad + sobre las cookies