SANTA ANA DESBORDÓ DE FERVOR Y TRADICIÓN LAS CALLES NAZARENAS

La Patrona de Dos Hermanas estuvo acompañada por los sones de la Banda de Música Santa Ana y recibió el cariño de todos los nazarenos que se acercaron a verla. Especialmente emotivo fue su paso por el Monumento a la Virgen de Valme

Emotiva tarde la del viernes 26 de julio, Día de Santa Ana, con la Patrona de Dos Hermanas desbordando las calles nazarenas de fervor, tradición y casticismo en su festividad. El cortejo organizado por la Hermandad de Santa Ana estuvo compuesto por una representación de todas las corporaciones de la localidad.

Santa Ana procesionó, como cada 26 de julio, por las calles de Dos Hermanas

En esta ocasión, la “abuela de todos los nazarenos” no marchaba sola bajo su paso de tumbilla, ya que en esta ocasión la acompañaba una imagen en plata de la Virgen de Valme, cedida por la Hermandad del Rocío de Dos Hermanas, como homenaje a los 150 años de la permanencia definitiva de la Protectora en la ciudad. Pero también iba acompañada por todos los nazarenos que no quisieron perderse el procesionar de su patrona por las calles de la localidad.

Momento especialmente emotivo fue el que se vivió frente al monumento de la Virgen de Valme ya que ambas corporaciones llevaron a cabo un pequeño acto de confraternización.

A la caída de la noche la procesión transcurrió por la por la hermandad de La Estrella, en calle Melliza, como homenaje a la Virgen titular de esa Corporación que cumple 60 años de su hechura, para llegar a su Velá y enfilar la Calle Real para volver de nuevo a la parroquia de Santa María Magdalena.

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Acepto No acepto Centro de privacidad Configuracion de Privacidad + sobre las cookies