EL LIBRO ‘PESADILLAS DEL COFRADE’ DE FERNANDO GARCÍA HALDÓN Y LA POLÉMICA RANCIA DE SU PORTADA

La portada de la tercera edición del libro Pesadillas del cofrade no ha dejado indiferente a nadie. Tampoco pretende ser socialmente correcta. Trata de hacer reflexionar desde la misma. Desde que se diera a conocer, las redes sociales –con mucho valiente anónimo– se han llenado de comentarios que cuestionan y aplauden la obra. Tras el antifaz la crítica es mucho más fácil: siempre lo fue, y ahí radica parte del problema.

De nuevo, en esta ciudad, la polémica está servida, y tras la obra la firma del periodista Fernando García Haldón. Pocos complejos.

En la portada de este libro de temática cofrade el autor reinterpreta la conocida pintura del cordobés Julio Romero de Torres Poema de Cante Jondo, a través de los pinceles del pintor de Morón de la Frontera, Agustín Israel. El autor del libro la justifica destacando el ‘carácter onírico y fantasioso que se relaciona con el libro’.

MUCHA COFRADÍA Y POCA HERMANDAD

Hay quien considera que se trata de ‘una provocación’ al mostrarse a mujeres desnudas cubiertas con el hábito nazareno y otras con actitudes sensuales o bien dando un beso a un hombre con capirote y antifaz puesto. «Es horrorosa, inapropiada y desacertada», «desafortunado más que irónico», «una falta de respeto total», «parece la portada de una película de Almodóvar […] Tratar la Semana Santa como una serie de Netflix» fueron algunos de los mensajes que circularon ayer por Twitter.

Sevilla es una ciudad de gente ‘moerna’ que no logra corregir vicios rancios: no sabe mirarse y avanzar. No sabe hacer autocrítica. Prefiere mantener sus cuchicheos a la espalda de ‘vestidores’, ‘floristas’ y ‘hermanos mayores’. Mucha cofradía y poca hermandad…

Esta obra no es fruto de un delirio del autor, sino una llamada de atención al mundo cofrade. Una crítica desenfadada a quienes viven la doble moral cofrade. A quienes se rasgan las vestiduras mientras actúan con plenitud demagoga dejando de ser consecuentes con el verdadero significado cofrade: ese mundo está viciado desde hace ya mucho y se ha vuelto sectario. Las hermandades necesitan abrir sus ventanas y dejar entrar aire fresco… 

La doble moral no tarda en criticar ferozmente la tinta de García Haldón, el pincel de Israel y hasta el gramaje del papel… porque nos gusta maniatar en la Plaza Mayor a quien se da cuenta de que algo no funciona, a quien ‘osa tocar lo intocable’ y que suele ser ‘de maniguetas hacia abajo’.

Aunque también salieron voces en favor de esta «valiente» portada: ‘Enhorabuena por la atrevida, inteligente y heterodoxa portada’, ‘un libro diferente (y este lo es), exige una portada diferente’ o ‘hace honor al título y anima a leerlo. Apuesta valiente’.

El libro se presentará este sábado 23 en el bar La Vespa, en el barrio de Los Bermejales, en el contexto de una zambomba benéfica.

Nos parece un libro valiente, alejado de lo de siempre. Necesario y actual. Sevilla tiene patologías y curarlas no es de ser mal sevillano sino más bien de lo contrario: un cortejo cofrade debe ser mucho más que nazarenos en fila. A algunos les vendría bien menos rezos y ‘más cera’.

Hay mucho fariseo tallado en carne y hueso… y lo sabes.

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Acepto No acepto Centro de privacidad Configuracion de Privacidad + sobre las cookies