MASCARILLAS OBLIGATORIAS: TODO LO QUE DEBES SABER PARA QUE NO TE MULTEN

A partir del próximo miércoles, 15 de julio, a las 00.00 horas será obligatorio llevar mascarillas en Andalucía, tanto en espacios abiertos como cerrados, para evitar los contagios de coronavirus. Habrá multas para quien no las lleve.

Así lo ha acordado este lunes el Gobierno andaluz del PP y Cs, presidido por Juanma Moreno. La medida será aprobada este martes en el Consejo de Gobierno y será publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

El uso obligatorio de mascarillas fue propuesto por el presidente andaluz para su estudio por el Comité de Expertos el pasado sábado, durante una visita a la Ciudad Autónoma de Ceuta. Moreno ha remarcado que la pandemia está en el ecuador y el virus está “aún entre nosotros”. La Junta ha destacado que los brotes que han surgido en Andalucía en los últimos días están controlados, el número de contagios ha bajado y siguen descendiendo los hospitalizados. Pese a ello, Moreno ha instado a los andaluces a “no bajar la guardia y a estar en permanente alerta y vigilancia” ante los nuevos casos.

El uso obligatorio de mascarillas se han acordado por unanimidad por el comité de expertos y se plasmará en una orden de la Consejería de Salud y Familias, de la que se informará en el Consejo de Gobierno de este martes. Además, se acordará un paquete de medidas preventivas ante el virus.

De igual modo, se ha acordado hacer partícipes de dicha orden a las corporaciones locales en el régimen de vigilancia y sanción ante su posible incumplimiento. “A pesar del calor, las dificultades y las limitaciones, nos tenemos que acostumbrar a llevar la mascarilla de forma permanente. Con el uso de la mascarilla, el riesgo de contagio de reduce al 1%”, ha afirmado Moreno.

La mascarilla es obligatoria en Andalucía desde el pasado 21 de mayo. En la región, y en todo el territorio nacional, cuando el Ministerio de Sanidad impulsó la medida que regulaba el uso del que, para no pocos expertos, es uno de los escudos más recomendables y asequibles frente al coronavirus.

Sin embargo, la norma tenía matices, y es que se permitía no llevar mascarilla en espacios al aire libre siempre que se garantizase una distancia de dos metros entre personas (salvo convivientes, en cuyo caso si podían caminar juntos y sin mascarilla). Así continuó aplicándose durante las sucesivas fases y en la nueva normalidad.

Coronavirus - Andalucía, Aragón, Asturias, Navarra y La Rioja se ...

Sin embargo, el creciente número de rebrotes y de nuevos contagios han impulsado a la Junta de Andalucía, actual responsable de la gestión sanitaria ante la Covid-19 dentro de sus fronteras, a adoptar la obligatoriedad de la mascarilla sin excepción.

Por ello, conviene manejar toda la información posible acerca de este complemento, que tiene visos de acompañarnos en prácticamente cualquier situación de los meses venideros.

 

¿CÓMO DEBES REALIZAR EL MANTENIMIENTO DE TU MASCARILLA?

En honor a la verdad, el mejor mantenimiento de una mascarilla es el de desecharla tras un único uso. Así de tajante se mostraba la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante el que se considera como uno de los principales medios de protección ante el contagio de coronavirus.

Durante el primer tramo de la pandemia, el director general de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de China avisó de que «el gran error» de Europa era la escasa utilización de estos productos. Sin embargo, la realidad es que no había existencias de mascarillas suficientes para toda la población, y que la prioridad lógicamente era el sector sanitario, el personal más expuesto al virus.

Ante tal situación de escasez, no fueron pocas las empresas y colectivos que se afanaron en producir mascarillas, empleando como base materiales tan variados como el impermeable o la tela. Con la estabilización de los contagios no sólo se consiguió garantizar mascarillas para toda la población, sino que además ahora es posible adquirirlas «de diseño» o personalizadas.

Tendencias | Mascarillas de diseño, y protégete con estilo

En este aspecto, la barrera actúa más de dentro hacia afuera que viceversa, es decir, son más útiles en cuanto a que una persona enferma no esparza el virus al toser o estornudar. Siempre deben cubrir nariz y boca a la perfección.

Si como última opción, una persona «sana» (entrecomillado por lo esquivo de los síntomas y del autoconocimiento real de estar o no incubándolo) decide usarla como protección a la hora de salir a comprar o de exponerse a un posible y no cercano contacto personal, debe escoger un modelo realizado a partir de un material lavable a 60º, temperatura a la que se aconseja lavar la ropa de un paciente infectado de Covid-19.

Aunque no sea posible asegurar la idoneidad respecto al recién llegado coronavirus, la Sociedad Francesa de Higiene realizó un estudio en el que se apreciaba el comportamiento de filtrado de distintos tejidos respecto a microorganismos.

En concreto, se probó con un aerosol con la bacteria Bacillus atrophaeus. Los tejidos que mejor se comportaron fueron la funda de almohada y el algodón 100% (camiseta), de entre los materiales más al alcance de la mano de un individuo ajeno al sector textil. Incluso la camiseta obtuvo un mejor resultado final por la posibilidad de garantizar un mejor ajuste.

No obstante, las autoridades sanitarias no confían plenamente en este tipo de soluciones por las razones ya explicadas, aunque centran la negativa en su uso entre el personal sanitario, por la lógica exposición al coronavirus a distancias más cercanas de las aconsejables.

En caso de usarlas (de estos materiales o asépticas), la OMS recuerda que no se debe perder de vista «el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón».

Hay que evitar «tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón» y que al retirarla «quítesela por detrás», sin tocar la parte delantera.

Mascarillas Quirúrgicas COVID19 4 Unidades – Carroussel

El procedimiento con mascarillas quirúrgicas

Dando por sentado que los profesionales sanitarios conocen a la perfección los protocolos de utilización de estos artículos, si algún particular consigue una mascarilla quirúrgica, debe saber que nunca debe reutilizarla si ésta se ve contaminada por fluidos corporales o resulta mojada por algún agente. Asimismo, no se debe emplear si la respiración se ve dificultada o si, por el contrario, el ajuste al rostro deja zonas abiertas al aire.


Guía para el uso de mascarillas: ¿cuál es su uso correcto para evitar el contagio del coronavirus?

El gel hidroalcohólico y las mascarillas se han convertido en el kit esencial del ciudadano de a pie para combatir el coronavirus, máxime ahora que la Junta de Andalucía ha aprobado la obligatoriedad de llevar mascarillas al salir a la calle, en cualquier situación.

El Consejo General de Enfermería y toda la Organización Colegial ha elaborado material informativo en el que se explica de manera didáctica cómo se deben utilizar estas mascarillas, haciendo especial hincapié en el momento de su colocación y retirada ya que se cometen errores muy comunes como recolocársela sin lavarse las manos.

«Las mascarillas han sido, desde el principio, fuente de muchísimas dudas entre la población. En este tiempo, hemos visto que, en su día a día, muchas personas, para ir a comprar o desplazarse al trabajo, si es su caso, han venido utilizando de forma creciente mascarillas de toda índole, no siempre las más recomendadas, y cuyo uso tampoco ha sido el más aconsejado. Pero ante la situación de crisis en la que nos encontramos y el desconcierto, han echado mano de lo que han encontrado», explica el presidente del Consejo General de Enfermería Florentino Pérez Raya.

– Lavarse las manos antes de ponernos la mascarilla.

– Asegurar que la mascarilla está en buen estado y cogerla por los extremos.

– Comprobar cuál es el exterior y cuál el interior antes de usarla.

– Colocar las gomas de sujeción por detrás de las orejas para ajustarla correctamente y evitar que se desplace.

– Si tiene banda metálica, ajustarla al puente de la nariz para cubrir nariz, boca y barbilla.

– Una vez colocada, evitar tocarla con las manos.

– Si se recoloca porque moleste, lavar las manos antes y después de la maniobra.

– Para retirarla, usar la goma de sujeción de cada lado deslizando desde atrás hacia adelante o, en su caso, deshaciendo las lazadas. Nunca retirar cogiendo la parte delantera.

– Desechar inmediatamente y no tocar el exterior de la mascarilla.

– Volver a lavar las manos tras retirar la mascarilla.


Así deben guardarse las mascarillas si van a ser reutilizadas

Antes de guardar una mascarilla para reutilizarla hay que tener en cuenta el estado de la misma. La vida útil es de cuatro a seis horas, por lo que si se ha excedido ese tiempo de uso – ya sea de manera continuada o intermitente – lo mejor es desecharla.

Si cuando se reutiliza una mascarilla está húmeda o no permite la correcta respiración, no debe ser reutilizada. Además, la Organización Colegial de Enfermería y el Área de Enfermería de la Sociedad Española de Neumología y Cirujía Respiratoria (SEPAR), advierte que no es recomendable llevar puesta una mascarilla de manera continuada más de seis horas seguidas porque la humedad que pueden captar hace que pierda eficacia.


Una vez que la guardemos, debemos saber que la parte interna (la que se pega a la cara) es la parte limpia de la mascarilla, mientras que la parte externa es la que debemos evitar tocar. Por ello, cuando se doble la mascarilla para guardarla debe quedarse el interior de la mascarilla hacia dentro.

Si la mascarilla que se va a reutilizar es de tela y lavable, se aconseja lavarla antes de guardarla. Es importante seguir las instrucciones del fabricante para conocer el número de lavados que permite la mascarilla antes de perder su efectividad. Se recomienda lavar las mascarillas de tela en agua caliente, a una temperatura de entre 60º y 90º.

La doctora de Medicina Interna del hospital Virgen del Rocío, Antonia Guasch, advierte que si se guardan en casa mascarillas usadas, debe hacerse en un lugar «que no esté en contacto con otros objetos, ni con otras mascarillas».


Desechar la mascarilla

Tras el uso de la mascarilla, y si ya no puede reutilizarse más, se debe tirar a la basura dentro de una bolsa cerrada.

Cabe recordar que las mascarillas son unipersonales y no deben compartirse bajo ningún concepto. Además, siempre que se vaya a colocar o retirar, es necesario lavarse las manos antes y después del contacto con la mascarilla.

Un niño se cubre el rostro con una mascarilla inadecuada, tanto por las dimensiones como por las zonas abiertas al contagio

Mascarillas para niños: tallas e instrucciones de uso.

El desconfinamiento ha traído consigo la obligatoriedad del uso de las mascarillas. Tal y como ha publicado este miércoles el Boletín Oficial del Estado (BOE), el uso de las mascarillas será obligatorio para personas mayores de seis años en espacios al aire libre y en cualquier lugar cerrado de uso públicoo que se encuentre abierto al público cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad.

Los niños mayores de seis años no están exentos del uso de este sistema de protección, es por ello que que la Asociación Española de Normalización (UNE) ha querido aclarar ciertas dudas sobre el uso de mascarillas en niños. ¿Sirven las mismas mascarillas que para los adultos?

En su Especificación UNE 0065, esta institución aclara en su primer punto clave el rango de edad: los que tengan más de 12 años utilizarán las mascarillas higiénicas «estándar», las de uso en adultos (esto es importante puesto que se permitirá la salida hasta los 14 años).

No hay que olvidar que estas especificaciones se considerarán siempre que el niño no presente síntomas «que no sean susceptibles de utilizar mascarillas quirúrgicas ni máscaras filtrantes de protección contra partículas», indica la asociación.


Material

En el documento de la UNE ( puedes consultarlo al completo en este enlace), se explican las medidas exactas para su fabricación. Aunque las cinco capas de las que debe constar la mascarilla tienen dimensiones diversas, la anchura total será de 13 cm, 15 cm o 17 cm, mientras que la altura del conjunto alcanzará los 5,5 cm, 6,5 cm o 8,5 cm en función de que sean talla pequeña, mediana o grande, respectivamente.

Las mascarillas higiénicas destinadas a niños tendrán que garantizar cuestiones como la perfecta cobertura de la nariz y la boca y su ajuste al rostro, estar confeccionadas con un material filtrante adecuado, que no sólo permita la respiración sino que además sea hipoalergénico y, lógicamente, que no suponga otros efectos secundarios para la salud.

Incluso se indican los medios de costura necesarios para el procedimiento, que no son otros que una máquina de coser plana con regulación de puntada a 4, aguja de punta de bola nº80, máquina de corte de patrón, tijeras e hilo.

El hándicap principal a la hora de una confección casera vendría por el material, muy concreto para garantizar esa categoría de mascarilla higiénica, como son el spunbond de 40 g/m2 y de 20 g/m2, 100% Polipropileno hidrófobo; y el spunlace de 44 g/m2; 80% Poliéster/20% viscosa, entre otros. Por ello es preferible adquirirla en farmacias o lugares homologados.

Manejo

Pictograma de colocación de la mascarilla higiénica infantil
Pictograma de colocación de la mascarilla higiénica infantil – UNE

La forma de colocarla es análoga a la ya conocida por los adultos. Siempre con las manos limpias, ya sea con jabón o solución hidroalcohólica, se «presenta» la mascarilla haciendo coincidir la pinza nasal con el puente de la nariz. Se estiran los latiguillos laterales (conocidos como arneses) hasta quedar por detrás de las orejas. Hay que ajustar la mascarilla con la pinza nasal, asegurándose de que quedan cubiertas nariz y boca.

Antes de salir a la calle, conviene cerciorarse de que el niño respira bien y de que no quedan zonas separadas del rostro, que no estén «selladas» correctamente. Todo este proceso debe estar necesariamente supervisado por un adulto.

Se parte de la base de que es un artículo de un sólo uso, que más concretamente no debería emplearse durante más de cuatro horas. Lo imprevisibilidad de los niños pide una atención extrema, pues en caso de que la mascarilla quede deteriorada o humedecida, se debería cambiar por otra.

Estas son las indicaciones de la UNE al respecto de ese «escudo» fundamental que será la mascarilla en las próximas salidas de los niños al espacio público, que en ningún caso deben hacer olvidar el resto de medidas de higiene o barrera. Conseguir que los pequeños no se toquen la mascarilla o se la retiren, colocándosela en la frente o barbilla, es ya otra historia. De paciencia y pericia de los familiares.

¿Qué mascarilla necesito según mi situación?

– Higiénicas: Se aconseja su uso para las personas sanas y sin contacto con la COVID-19.

Cubren boca, nariz y barbilla y están provistas de un arnés que puede rodear la cabeza o sujetarse en las orejas. Se componen de una o varias capas de material textil y pueden ser reutilizables o de un solo uso.

– Quirúrgicas: Recomendadas para aquellas personas que hayan resultado contagiadas, tengan síntomas o sean positivas asintomáticas.

Se usan en ambientes clínicos y limitan la transmisión de agentes infecciosos porque están diseñadas para filtrar el aire exhalado. Por tanto, su misión es proteger a quienes están alrededor del portador evitando la dispersión vírica al estornudar, toser o hablar.

Debe contar con un mecanismo que permita ceñirla estrechamente sobre nariz, boca y barbilla.

– Tipo EPI (Equipos de Protección Individual): Recomendadas solo para personas en contacto con el virus, así como para grupos vulnerables y siempre bajo prescripción médica.

Para niños y niñas sanos a partir de los tres años y sin contacto con el coronavirus, Consumo recuerda que existen mascarillas higiénicas de tallas acordes con la edad, hasta los 12 años, y pide que los adultos supervisen la colocación, uso y retirada de éstas.

Precio de las mascarillas

De venta en farmacias y establecimientos especializados, las mascarillas sirven para crear una barrera entre un riesgo potencial y el usuario, filtrando el aire inhalado y evitando la entrada de partículas contaminantes en el organismo.

Los diferentes precios de las mascarillas son los siguientes:

 Mascarillas higiénicas: el precio de estas mascarillas no está fijado, sin embargo, se pueden encontrar en algunos supermercados por 8,90 euros las diez unidades.

– Mascarillas quirúrgicas: 0,96 euros. Precio fijado por unidad por el Gobierno de España.

– Mascarillas tipo EPI: son destinadas principalmente a profesionales sanitarios por lo que el Gobierno no ha especificado que vaya a fijar precios para este tipo de protección.

Consumo pretende que la ciudadanía haga una «compra responsable y consciente« de este producto, que se informe de qué tipos de mascarillas hay en el mercado y cuál es más útil para su situación personal.

 


Mascarillas para profesionales

Los profesionales sanitarios están siendo uno de los sectores que más contagios está registrando. Es por ello que es imprescindible para realizar su trabajo de forma correcta disponer de mascarillas tipo EPI.

En función del grado de protección pueden ser de tipo FFP1, FFP2 y FFP3. Los filtros que contienen contra las partículas también pueden ser de tres tipos: P1, P2 y P3.

Etiquetado de las mascarillas

En la guía también recuerda al consumidor que debe mirar en el etiquetado de la mascarilla para comprobar que incluya el marcado CE, seguido de cuatro números, para asegurar que el producto cumple con la legislación, e informa sobre la referencia a la norma UNE que asegura el cumplimiento de un estándar de calidad.

En la etiqueta se encontrará además la información relativa a la reutilización de las mascarillas, cuántos usos permite y cuántos lavados pueden hacerse sin que el producto se resienta.

 

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Acepto No acepto Centro de privacidad Configuracion de Privacidad + sobre las cookies